Círculo vicioso: equilibrio entre eficacia y tolerabilidad


El tratamiento farmacológico del dolor crónico intenso es a menudo ineficiente. Con frecuencia los pacientes no se encuentran tratados adecuadamente y en el caso de estar tratados con analgésicos potente, es difícil alcanzar el equilibrio entre alivio suficiente del dolor y una tolerabilidad aceptable.


¿Pero qué hace que el tratamiento sea tan complicado?

Una analgesia insuficiente que va acompañada de una tolerabilidad aceptable conduce a aumentos de la dosis para alcanzar un alivio satisfactorio del dolor. Debido a la eficacia dependiente de la dosis de los opioides clásicos, el aumento de la dosis puede tener como resultado una analgesia eficaz. Sin embargo, al mismo tiempo aumenta el riesgo de efectos secundarios dependientes de la dosis. Cuando la tolerabilidad es inaceptable o coadyuvantes para prevenir o tratar los efectos secundarios (por ejemplo, antieméticos contra las náuseas y los vómitos inducidos por los opioides) no ejercen su efecto deseado, los médicos o incluso los propios pacientes reducen la dosis analgésica. De hecho, la tolerabilidad aumenta, pero la analgesia inadecuada es la consecuencia involuntaria.


Conozca más sobre el círculo vicioso

El resultado del Círculo Vicioso pueden ser los efectos secundarios, la falta de eficacia o la tolerancia analgésica, todos los cuales pueden conducir a abandonos del tratamiento y a un bajo cumplimiento de los pacientes.