Limitaciones Actuales


Los pacientes con dolor crónico intenso están, en la mayoría de los casos insuficientemente tratados, lo que representa un problema para la sociedad. Existe un acceso limitado a sustancias potentes, especialmente en los casos donde no hay indicaciones oncológicas. La mayoría de los pacientes con dolor crónico son tratados con analgésicos no opioides durante periodos prolongados, especialmente  los AINEs se utilizan con mayor frecuencia, a pesar de no ser medicamentos de largo plazo.

Aun así, en el 70% de los casos hay que cambiar el tratamiento debido a un control inadecuado del dolor. Adicionalmente, en un estudio europeo el 40% de los pacientes no estaban satisfechos con su tratamiento actual de dolor y el 12% afirmó que sus médicos nunca habían evaluado la intensidad de su dolor3.

El tratamiento farmacológico se ve frecuentemente limitado por los efectos secundarios. Este es especialmente el caso de los opioides potentes, donde los efectos secundarios limitan la dosis analgésica eficaz que se puede alcanzar.

Por este motivo, los pacientes y los médicos se esfuerzan por encontrar un equilibrio entre el alivio suficiente del dolor y una tolerabilidad aceptable, viéndose atrapados en un Círculo Vicioso que frecuentemente tiene como resultado el abandono del tratamiento.

Esto es aún más importante en las indicaciones como el dolor lumbar crónico, donde frecuentemente interviene un componente neuropático. En este caso se usa a menudo la combinación de un opioide clásico con coanalgésicos, aunque se ha observado un aumento del riesgo de efectos secundarios con el tratamiento de combinación4.

Por consiguiente, es crucial que los médicos conozcan la diferencia fisiológica entre el dolor neuropático y nociceptivo y las opciones farmacológicas específicas, así como la individualización del tratamiento para adoptar mejores decisiones para el abordaje de su dolor y para ofrecer a los pacientes de toda Europa un tratamiento para el dolor más eficaz desde el principio.

 

Bibliografía:
1,3 Breivik H et al.: Survey of chronic pain in Europe: prevalence, impact on daily life, and treatment.
Eur J Pain. 2006; 10:287-333.
2 Rodriguez MJ. Survey of therapeutic attitudes towards patients with chronic pain in Spanish Pain Units.
Rev Soc Esp Dolor. 2006; 8:525-532.
4 Gilron I et al.: Gabapentin blocks and reverses antinociceptive morphine tolerance in the rat pawpressure and tail-flick tests.
Anaesthesiology. 2003; 89:1288-1292.