Aspectos básicos del dolor: explicación de cómo están implicados el SNC y el encéfalo


El dolor se torna consciente en el encéfalo, de manera más precisa en la corteza cerebral. Antes de que se pueda percibir, la señal del dolor ha recorrido un trayecto por el cuerpo desde la periferia hasta el sistema nervioso central (SNC).

Puede considerarse que el sistema nervioso central y el periférico son una red a través de la cual se transporta el estímulo doloroso dentro del cuerpo. Las células nerviosas que transmiten los impulsos sensoriales desde la periferia hasta el SNC se denominan aferentes (ascendentes hacia el SNC). Las células nerviosas que transmiten señales desde el SNC hasta los músculos, las glándulas y los órganos se denominan neuronas eferentes (descendentes desde el SNC).

 

 

Nocicepción

Al contrario que el dolor, que se define como un fenómeno sensorial o emocional subjetivo, la nocicepción se refiere a la recepción, la transmisión y el procesamiento nervioso central de estímulos nocivos (que producen daño de los tejidos o pueden producirlo). La estimulación dolorosa a la que se denomina estimulación nociceptiva activa receptores de dolor específicos denominados “nociceptores”. Los nociceptores son terminaciones nerviosas libres excitadas por estímulos nocivos que se originan por diversas causas. La mayoría de los nociceptores son polimodales, es decir, reaccionan a diferentes tipos de estímulos, p. ej. estímulos térmicos, mecánicos y químicos. Están presentes en grandes números en la piel, aunque también se encuentran en los músculos, el periostio, las cápsulas de los órganos internos y las paredes de los vasos sanguíneos y las vísceras huecas. No hay nociceptores en el encéfalo.    


Médula espinal

La médula transporta los 31 pares de nervios raquídeos del sistema nervioso periférico, además de las vías del sistema nervioso central que inervan los músculos esqueléticos. Dentro de la médula espinal hay sustancia gris rodeada por sustancia blanca. El asta dorsal es la parte dorsal de la sustancia gris de la médula espinal.

Las células del asta dorsal de la médula espinal son el primer nivel de procesamiento de los estímulos dolorosos. Las fibras nerviosas sensoriales que proceden de la periferia acaban aquí, y los impulsos neurales se transmiten a la segunda neurona sensorial en sinapsis excitadoras que ascienden hasta los centros superiores del encéfalo (vías aferentes/ascendentes).

En sentido contrario, las respuestas de las motoneuronas y las señales inhibidoras moduladoras del dolor procedentes de los niveles superiores del SNC descienden por la médula espinal (vías eferentes / descendentes).


Vías ascendentes

El sistema del dolor incluye un conjunto de vías ascendentes que transmiten información nociceptiva procedente de los nociceptores periféricos, a través de los tractos neuronales de la médula espinal, hasta niveles superiores del SNC. Cuando se estimulan las terminaciones nerviosas, su potencial de membrana cambia (transducción) y se convierte en un potencial de acción (transformación).

Las fibras A-delta y C aferentes (es decir, ascendentes) de la periferia transmiten el estímulo doloroso a través de potenciales de acción hasta el asta dorsal de la médula espinal. La transmisión de la información nociceptiva desde la primera neurona hasta la segunda tiene lugar en la sinapsis por medio de neurotransmisores excitadores. Los neurotransmisores se unen en la neurona postsináptica a receptores específicos y producen un potencial de acción, que se transmite al encéfalo.


Encéfalo


Diferentes estructuras del encéfalo participan en el procesamiento de la señal dolorosa y la percepción del dolor. La percepción del dolor no depende solo de las aferencias somáticas, sino también de factores individuales como origen étnico, nivel educativo y entorno sociocultural, y también de factores psicológicos. La imagen muestra las principales entidades anatómicas del cerebro.

En relación con el dolor, tienen un interés especial las estructuras siguientes:
 

  • La corteza cerebral es la parte del cerebro en la que tiene lugar la percepción como dolor.
     
  • La sustancia gris periacueductal (SGPA; también llamada “sustancia gris central”) es la sustancia gris del mesencéfalo que está situada alrededor del acueducto cerebral. Participa en la modulación descendente del dolor y en la conducta defensiva.
     
  • El tálamo es una parte simétrica del encéfalo. Constituye la mayor parte del diencéfalo. El tálamo actúa como estación de transmisión: diseminación de las señales hacia diversas áreas del encéfalo, incluyendo la transmisión a la corteza cerebral.
     
  • El sistema límbico es un centro regulador del umbral del dolor y de las reacciones emocionales.
     

Inhibición descendente

Los centros neuronales de las áreas corticales y subcorticales del encéfalo responden a señales dolorosas entrantes (ascendentes) y pueden modular las señales dolorosas mediante la activación de las vías inhibidores descendentes (eferentes). Los impulsos (una vez más, potenciales de acción) descienden hasta el asta dorsal de la médula espinal (donde los respectivos estímulos dolorosos se transmiten a la neurona de segundo orden). Las interneuronas inhibidoras activadas liberan neurotransmisores inhibidores como noradrenalina y serotonina, que modulan la transmisión ascendente del dolor. Las endorfinas también están implicadas en la modulación inhibidora de las señales dolorosas.